Diputadas Muñoz y Concha presentan proyecto para que no se discrimine a estudiantes en situación de discapacidad, TEA u otra condición

 Diputadas Muñoz y Concha presentan proyecto para que no se discrimine a estudiantes en situación de discapacidad, TEA u otra condición

La Diputadas Muñoz y Concha  presentaron  un proyecto que modifica la Ley N 20.370 General de Educación, con el objeto de establecer principios, derechos y deberes exigibles al interior de toda comunidad educativa para el respeto de los estudiantes en situación de discapacidad, TEA u otra condición esto con el objetivo de promover una mayor inclusión y evitar actos de discriminación contra este numeroso segmento de la comunidad.

“La población que presenta alguna discapacidad, TEA u otra condición es, como se ha afirmado, ‘un sector numeroso del país’. Y esto no es solo a nivel nacional, ya que las personas con alguna discapacidad son el colectivo vulnerable más grande de todo el planeta. En Chile un 17% de la población vive con discapacidad, lo que equivale a 2.836.818 personas, de las cuales al menos la mitad pertenece a los dos primeros quintiles de vulnerabilidad socioeconómica”, señaló la diputada Muñoz.

En este sentido, la congresista destacó que “en la etapa infanto-juvenil, es donde ellos necesitan un fuerte apoyo para así lograr una educación integral. Más del 10% de la población con discapacidad tiene menos de 18 años, lo que permite suponer cómo estos niños y jóvenes, así como sus familias, enfrentan importantes desafíos en el ámbito escolar, de integración y desarrollo personal de las personas jóvenes”.

Según Muñoz, “la falta de medios públicos (escuelas, centros de atención especializada, infraestructura para actividades de desarrollo como el deporte, etc.) y también de aquellos privados, supone un retroceso para los niños y jóvenes con discapacidad. En esta población las cifras son decidoras, ya que la situación de discapacidad, aún transitoria, que puede asociarse a patologías graves de tipo mental u otras y que ocasionan un problema eventualmente superable en su situación de discapacidad total, termina casi siempre por producir un retroceso del desarrollo de los niños, repercutiendo ello en su vida e integración social como adultos.

Es por todas estas razones que “con esta iniciativa buscamos que se entienda que aquellos estudiantes en situación de discapacidad, TEA u otra condición, ya sea total o parcial, permanente o transitoria, o de naturaleza física o mental, requieren un apoyo especial respecto de quienes el Estado deberá realizar las acciones necesarias para que desarrollen plenamente su proceso educativo, en igualdad de condiciones que el resto de los estudiantes y buscando su plena inclusión social”, recalcó Muñoz, enfatizando que “son estudiantes en situación de discapacidad, para los efectos de esta ley, aquellos que en relación con sus condiciones de salud física, psíquica, intelectual, sensorial u otras, al interactuar con diversas barreras contextuales, actitudinales y ambientales, presentan restricciones en su participación plena y activa en la sociedad”.

Finalmente, la parlamentaria sostuvo que “las personas en situación de discapacidad, TEA u otra condición y sus familias necesitan apoyo.  Efectivamente, si bien hay avances en materia legislativa y de políticas públicas en favor de las personas con discapacidad, entre las que se cuentan;

Accesibilidad Universal o la legislación sobre inclusión laboral, lo cierto es que Chile presenta todavía muchos déficits con este segmento de la sociedad, lo que las exige un doble esfuerzo en actividades y procesos vitales que para la mayoría de las personas son simples, como puede ser el desarrollo de actividades rutinarias, la búsqueda de empleo, estudiar y desarrollarse en la sociedad”.

Editor Diario la Voz en Linea

http://lavozenlinea.cl

Publicación relacionada