Trucos caseros para limpiar utensilios en la preparación de alimentos pueden provocar efectos adversos en la salud

 Trucos caseros para limpiar utensilios en la preparación de alimentos pueden provocar efectos adversos en la salud

¿Sabías qué una parrilla puede albergar el doble de bacterias que un WC? Estudios y expertos señalan que los microorganismos acumulados en superficies de metal y madera podrían ocasionar serios riesgos a la salud.

En este sentido, en Fiestas Patrias es común utilizar una serie de artefactos para la preparación de las comidas típicas, que pueden ser un riesgo si no se higienizan adecuadamente.

Álvaro Sanhueza, Ingeniero en Alimentos, Magíster en Inocuidad Alimentaria y académico de Nutrición y Dietética de la Universidad Autónoma, da algunos consejos de cómo cuidar la inocuidad alimentaria en el banquete dieciochero.

La cuchara de palo:

Una de las creencias es que el pino de las empanadas queda más sabroso si se revuelve con una cuchara de madera, pero ¿esto es realmente higiénico? De acuerdo con el experto, su uso podría provocar una contaminación cruzada. “La utilización de este implemento está prohibido en la cocina y todo lo que sea de madera. Dada su porosidad, tiene muchas grietas donde se pueden acumular y albergar distintos microorganismos, los cuales pueden traspasarse a los alimentos. Independiente de que se limpie, no resiste una desinfección, además al ser de madera puede tener astillas y provocar que tengamos heridas al momento de ingerir el alimento”, señala Sanhueza.

Para el experto, en la industria alimentaria existen una serie de opciones para cocinar con elementos resistentes a los procesos de higienización.

 

Limpiar la parrilla con papel de diario, limón y cebolla:

El asado es un infaltable del festejo dieciochero, y la parrilla un elemento esencial. Es usual que se limpie esta con papel de diario, una cebolla o incluso el limón. Sobre esto Sanhueza explica que “todo elemento que se use para cocinar un alimento debe ser higienizado. Limpiar la parrilla con papel solo va a servir para remover los residuos que están sueltos y nada más. Recordemos que ahí hubo materia orgánica, grasa, bacterias y los tradicionales biofilm, que son los microorganismos que se posicionan donde hay alimentos, por lo cual el papel no es la opción adecuada para la limpieza correcta de una parrilla”.

El especialista agrega, “no limpiar adecuadamente una parrilla es como usar una olla sucia. Hay que retirar los residuos carbonizados porque si estos quedan podemos estar ingiriendo alimentos potencialmente cancerígenos”.

De acuerdo con el académico, la parrilla debe limpiarse siempre en caliente, aprovechar el fuego, que está a una temperatura cercana a los 200 grados, lo que permitirá que la grasa se disuelva, luego se debe raspar, eliminar los residuos y sacar para lavarla con agua tibia o caliente, seguido de higienizar con algún limpiador abrasivo y finalmente secar con papel.

Mantener los alimentos refrigerados:

Para no desperdiciar las comidas que sobran en estas fiestas, es recomendable mantenerlas refrigeradas (siempre que no estén en alta temperatura para no alterar la cadena de frío). Lo ideal es aluzarlos, rotularlos y taparlos para que mantengan sus características el mayor tiempo posible.

En el caso de las carnes, estas no deberían durar más de dos o tres días, con una muy buena refrigeración. ¡Ojo! Que la recomendación es refrigerarlas con un proceso de cocción completo y no ¾ o cocción media, pues podrían aparecer otros microorganismos durante ese periodo”, agrega Sanhueza.

Puntualiza que en el caso de la empanada esta va a comenzar con su proceso de descomposición al tercer día, lo que se traduce en la acidez de la cebolla que podría generar una enfermedad de transmisión alimentaria.

Editor Diario la Voz en Linea

http://lavozenlinea.cl

Publicación relacionada