Combatiendo la sobredemanda de pedidos en este CyberDay con tecnología

 Combatiendo la sobredemanda de pedidos en este CyberDay con tecnología

El e-commerce ha crecido exponencialmente en los últimos años, estableciéndose fuertemente en el mercado y desafiando a las compañías a seguir innovando con gestiones ágiles y proactivas.

 

Desde el 31 de mayo al 2 de junio el comercio electrónico vivirá un nuevo reto si de pedidos se trata, esto gracias a una nueva edición de Cyber Day en Chile. Este evento se caracteriza por recibir un gran número de compras, por lo que las empresas deberán utilizar la tecnología como aliado para sus cadenas de suministro y logística para cubrir el aumento de la capacidad crítica en sus operaciones.

 

Según el estudio Digital 2022, hasta febrero de 2022, 12 millones de chilenos habrían comprado vía online en el último año. Sin duda está es una tendencia que se mantendrá en el tiempo y en fechas críticas los desafíos serán mayores.

 

“Cada Cyber Day es más demandado que el anterior. Las compañías requieren de una serie de gestiones para ofrecer entregas rápidas, limpias y con un servicio de devolución eficiente. Pero sobre todo, deben prever el stock necesario ante estos eventos masivos para mantener un flujo de calidad y una experiencia al cliente única”, explica Leonardo Navarrete, gerente comercial de STG Chile.

 

La innovación es y seguirá siendo clave en un mundo cada vez más digitalizado y comercial. Es por ello que STG te explica qué tecnologías ayudarán a gestionar el almacén y sus productos en esta nueva era de e-commerce:

 

Planificación de demanda. Esta es la base de toda cadena de suministro. La planificación permite adelantarse a los pedidos y analizar las tendencias de compra y demanda del consumidor para cubrir los stock necesarios previo a estas fechas de alto consumo. Con tecnologías como machine learning, las empresas podrán proveer un servicio de proyección de demanda con impactos y riesgos calculados, ofreciendo mayor productividad y optimización en la gestión de inventario. Asimismo, permite a las empresas pensar estratégicamente el futuro a medida que crecen las ventas y sus ingresos.

 

Gestión de almacenes. Gracias al sistema WMS (Warehouse Management System), las cadenas logísticas pueden optimizar sus almacenes con el procesamiento de operaciones en tiempo real, obteniendo una mayor trazabilidad de los productos y evitando errores a causa de una falta de control de inventario o mala integración. Es así como las empresas pueden facilitar su transición al mundo de ventas omnicanal.

 

Robots colaborativos.  Esta tecnología ayuda a complementar el trabajo humano con mayor precisión y rapidez. La automatización ofrece un trabajo limpio que optimiza los flujos de trabajo y productividad. Es así como los colaboradores pueden enfocarse en actividades de mayor valor, mientras que los cobots acortan el tiempo de entrega, reducen el cuello de botella y optimizan la seguridad. Asimismo, esta tecnología permite reducir los errores humanos por sobrecarga de trabajo, además de ser escalable y fácil de implementar en las diversas cadenas de suministro existentes, ya que son adaptables a cualquier suelo y espacio.

 

Empaque y etiquetado perfecto. Esta es la última fase del proceso productivo en el almacén. El uso de equipos y tecnologías adaptados a las distintas necesidades de las empresas es clave. Los embalajes cuentan con una gran variedad de materiales (cajas, envases, palets, cartón, plástico, entre otros), es por ello que utilizar tecnologías de embalaje, etiquetado y codificación elevará la gestión y rapidez de las entregas. Equipos de impresión de códigos e información complementaria como números de lote o serie son fundamentales para agilizar los procesos.

 

Planificación de rutas. Una vez que el pedido sale del almacén, es necesario monitorear cada paso para evitar errores en las entregas y cubrir los inconvenientes de manera eficaz. La planificación ofrece rutas más eficientes para asignar a los transportistas de mercancías, incorporar límites de carga, disponibilidad de horarios y restricciones territoriales. Además, permite a las empresas estar en contacto con los repartidores para gestionar rápidamente inconvenientes con el consumidor, por ejemplo cuando éste no se encuentra en el hogar para recibir sus productos.

 

Sin duda nos enfrentaremos a un Cyber Day agitado con un gran flujo de ventas a nivel nacional. “Las cadenas de suministro deben adaptarse a los cambios de la tecnología para facilitar cada uno de los procesos de armado y entrega, ya no es un secreto que sin el uso de estos elementos las compañías podrían fracasar en el intento”, concluye Navarrete.

Editor Diario la Voz en Linea

http://lavozenlinea.cl

Publicación relacionada